Modificaciones 01

Modificaciones al Convenio que Establece la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual – Ley Nro. 19.799

          El 07 de octubre de 2019 se publicó en el Diario Oficial la Ley Nro. 19.799, promulgada por el Poder Ejecutivo con fecha 13 de setiembre de 2019 (en adelante, la “Ley”), mediante la que se realizan modificaciones al Convenio que establece la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (en adelante, el “Convenio”) adoptadas con fecha 24 de setiembre de 1999 y el 1º de octubre de 2003, por la Conferencia de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (en adelante, la “OMPI”) y las Asambleas competentes de ciertas Uniones administradas por esta Organización – específicamente, en materia de Asambleas Generales y Finanzas -.

          La Ley no establece un plazo para su entrada en vigencia, por lo que es de aplicación lo dispuesto en el artículo 1 del Código Civil uruguayo, el que establece que se entenderá vigente a los diez (10) días de su publicación.

          A continuación, indicaremos las principales características de las modificaciones que dispone la Ley.


I. Convenio que establece la OMPI. 

          En términos generales, la Ley que aprueba la modificación del Convenio (artículo 6), muda el régimen de las Asambleas Generales, permitiendo que los Estados parte del Convenio que integren el mencionado órgano, puedan ser miembros de al menos una Unión (haciendo referencia a la Unión de Paris o a la Unión de Berna, según las definiciones dispuestas en el artículo 2 del Convenio). A su vez, se dispone que la Asamblea podrá discutir cuestiones de interés general en materia de propiedad intelectual, teniendo la facultad de adoptar recomendaciones, siempre respetando la competencia y autonomía de las Uniones (de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 7 del Convenio). 

          Respecto a las Finanzas, es importante tener presente que esta modificación del Convenio ha suprimido las referencias sobre las Uniones (según las definiciones ya referidas), realizando pequeños cambios en cuanto a los recursos del financiamiento del presupuesto, entre ellas, que la cuota de contribución de los Estados al presupuesto será determinada por su asignación de clase. Las clases son definidas por el artículo 11 del Convenio numeral 4, literales A y B, los cuales disponen: “Con el fin de determinar su cuota de contribución al presupuesto de la Conferencia, cada Estado parte en el presente Convenio que no sea miembro de alguna de las Uniones quedará incluido en una clase y pagará sus contribuciones anuales sobre la base de un número de unidades fijado de la manera siguiente:

Clase A     10
Clase B     3
Clase C    1

          […] Cada uno de esos Estados, en el momento de llevar a cabo uno de los actos previstos en el Artículo 14.1), indicará la clase a la que desea pertenecer. Podrá cambiar de clase. Si escoge una clase inferior, ese Estado deberá dar cuenta de ello a la Conferencia en una de sus reuniones ordinarias. Tal cambio entrará en vigor al comienzo del año civil siguiente a dicha reunión”.

          Será en definitiva la sesión de la Asamblea General junto a la Asamblea de las Uniones quien fijará el número de clases y las unidades asignadas a estas.

 

          II. Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial y Tratados administrados por la OMPI.

          Se han realizado dos cambios fundamentales en los siguientes Tratados Internacionales: (i) Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial, (ii) Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas, (iii) Arreglo de Madrid relativo al Registro Internacional de Marcas, (iv) Arreglo de La Haya relativo al depósito internacional de dibujos y modelos industriales (Acta Complementaria de Estocolmo del 14 de julio de 1967), (v) Arreglo de Niza relativo a la Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el Registro de las Marcas, (vi) Arreglo de Lisboa relativo a la Protección de las Denominaciones de Origen y su Registro Internacional, (vii) Arreglo de Locarno que establece una Clasificación Internacional para los Dibujos y Modelos Industriales, (viii) Tratado de Cooperación en materia de Patentes, Arreglo de Estrasburgo relativo a la Clasificación Internacional de Patentes, (ix) Acuerdo de Viena por el que se establece una Clasificación Internacional de los elementos figurativos de las marcas, y (x) Tratado de Budapest sobre el Reconocimiento Internacional del Depósito de Microorganismos a los fines del Procedimiento en materia de Patentes. 

          Los cambios principales son: 

          a. Las Asambleas Generales se reunirán una (1) vez cada dos (2) años en sesión ordinaria, y no una (1) vez por año;
          b. Al igual que el Convenio, a efectos de establecer la cuota de contribución, cada país de la Unión quedará incluido en una clase y pagará sus contribuciones anuales sobre la base del número de unidades asignado a esa clase, los que serán establecidos, también, por la Asamblea reunida en sesión conjunta con la Asamblea General de la OMPI y las Asambleas de las otras Uniones. 

          Quedamos a su disposición por cualquier consulta que estimen necesaria con respecto al Convenio.  

Fernández Secco & Asociados

Nuevamente, la organización Legal 500 ha reconocido a Fernández Secco & Asociados como líder en Propiedad Intelectual en Uruguay.

Legal 500 es un distinguido directorio legal cuyo objetivo es identificar despachos de abogados de primer nivel en más de 100 países, con el objetivo de ayudar a los abogados corporativos en su selección. Los rankings están basados en una extensiva investigación de mercado que incluye presentaciones de las firmas, encuestas a clientes y opinión de las firmas del mercado sobre la calidad de los servicios de las firmas seleccionadas.

Este año, la publicación destaca nuestra activa participación en el registro de marcas ypatentes, nuestra práctica en el combate a la falsificación de marcas, así como nuestra experiencia litigios relacionados con la Propiedad Intelectual.

Además Legal 500 reconoció el trabajo de la Dra. Agustina Fernández Giambruno describiéndola como «estrella en ascenso», junto con la recomendación de la Dra. Lucía Salaverry Galbarini