Modificacionleyorganicadelajudicatura.ai 01

Modificación Ley Orgánica de la Judicatura y la Organización de los Tribunales – Ley 19.830

El pasado 26 de setiembre de 2019, se publicó en el Diario Oficial la Ley Nro. 19.830 (en adelante la Ley), modificativa de la Ley Orgánica de la Judicatura y la Organización de los Tribunales de junio de 1985 (en adelante la «LOT»).

La Ley consta de, 12 artículos, 11 de los cuales artículos de la LOT , y el último que agrega un nuevo artículo relativo al pedido de informe y derecho de defensa de los Jueces. Entre las nuevas disposiciones encontramos:

    (a) Modificaciones relativas a la Carrera Judicial

La Ley dispone que, todas las decisiones que respecten a la carrera judicial, se tomarán teniendo en cuenta criterios objetivos, atendiendo a la integridad, capacidad y experiencia de cada persona. Además, se establece que el proceso de selección será transparente y que el ingreso a la misma se hará siempre por los cargos de menor jerarquía. 

  • Requisitos de ingreso a la Judicatura:

(i) Ciudadanía natural en ejercicio, o legal con un mínimo de dos años de servicio.
(ii) Tener  25 años cumplidos, ser ciudadano natural o ciudadano legal con dos años de ejercicio, y ser abogado.
(iii)
No estar formalizado en un proceso penal, no haber sido condenado criminalmente por delito alguno, ni haber sido destituido de cualquier cargo público.
(iv)
Tener un nivel de escolaridad en la Facultad de Derecho adecuado para las exigencias del servicio.
(v) Haber aprobado los procesos de formación inicial que dispondrá la Suprema Corte de Justicia (en adelante, “SCJ”) CJ conjuntamente con el Centro de Estudios Judiciales del Uruguay del Poder Judicial.

  • Proceso de ascenso:

(i) Quienes tengan derecho, y se postulen, serán calificados anual o bianualmente, atendiendo al desempeño en su función.
(ii)
El período de calificación será de doce (12) meses de desempeño extendiéndose desde el 1º de octubre al 30 de setiembre del año siguiente. Se tendrá en cuenta el orden de prelación resultante del periodo de calificación.
(iii)
Los ascensos se harán, en principio, de un grado al siguiente superior, teniendo en cuenta:

*  La calificación de desempeño determinada por los órganos procesales superiores, de acuerdo al siguiente criterio:

– Los Ministros de los Tribunales de Apelaciones, calificarán a los Jueces Letrados de primera instancia de igual especialización que la sala informante.
– Los Jueces Letrados de Primera Instancia en lo Civil y de lo Contencioso Administrativo respecto de los Jueces de Paz Departamentales de la Capital.
– Los Jueces Letrados de Primera Instancia del Interior respecto de los Jueces de Paz Departamentales y Jueces de Paz de sus límites jurisdiccionales, cualquiera fuera de su categoría.

* Los antecedentes funcionales, apreciados por la SCJ, examinando la actuación y el comportamiento del Juez en el desempeño de sus funciones, teniendo en cuenta a esos efectos, las anotaciones favorables o desfavorables que surjan del legajo personal.
* La participación en al menos dos (2) cursos de capacitación brindados por el Centro de Estudios Judiciales del Uruguay en un (1) año.

* El resultado de la prueba del concurso de ascenso, que se realizará anualmente, preferentemente para cada materia, pudiendo participar todos los magistrados con derecho al ascenso. Su contenido y evaluación quedarán a cargo de un tribunal que la SCJ integrará alternativamente con dos (2) o más representantes que esta designe y dos (2) o más representantes designados por la Asociación de Magistrados del Uruguay.
* La antigüedad en la categoría.

(v) Equivalencia de grados con calidades en la Judicatura:

* 1º – Juez de Paz.
* 2º – Miembro del Tribunal de Faltas.
* 3º – Juez de Paz Departamental del Interior.
* 4º – Juez de Paz Departamental de la Capital.
* 5º – Juez etrado de Primera Instancia del Interior.
* 6º – Juez Letrado de la Capital, Juez Letrado de Primera Instancia de lo Contencioso-Administrativo y Juez Letrado Suplente.
* 7º – Ministro del Tribunal de Apelaciones.


(b) Modificaciones relativas al Estatuto de los Jueces.

  • Licencias.

Tendrán derecho a licencia, a gozarse en los recesos de los Tribunales – esto es, del 25 de diciembre, al 31 de enero del año subsiguiente, y del 1º al 15 de julio – sin perjuicio de las licencias especiales que podrán solicitar ante la SCJ cuando haya n motivos fundados y no se afecte el funcionamiento del servicio. 

  • Abstenciones.

La Ley dispone ciertas normas de comportamiento que implican abstenerse de: (i) expresar e insinuar su juicio respecto de los asuntos sobre los que deben fallar, fuera de las instancias que el Derecho Procesal le brinda, (ii) dar oído a cualquier alegación que se les intente hacer en forma distinta a la establecida en las leyes, (iii) divulgar información sobre deliberaciones y actuaciones reservadas, (iv) efectuar cualquier comportamiento que afecte la confianza en su imparcialidad. 

  • Duración en sus funciones y traslados.

Los Jueces Letrados efectivos, durarán en sus cargos, todo el tiempo de su buen comportamiento hasta que cumplan setenta (70) años de edad. Sin perjuicio de ello, la SCJ podrá disponer su traslado de cargo y/o de lugar por razones de buen servicio. 

  • Responsabilidad civil de los Jueces y Procesos Disciplinarios.

Ante casos de responsabilidad civil de los Jueces por actos propios de su función, se aplicará el régimen establecido por la Constitución, con lo cual, la acción tendiente a la indemnización de los daños y perjuicios causados por dichos actos, sólo podrá dirigirse directamente contra la Administración de Justicia, pudiendo Estado podrá repetir contra los magistrados, si los daños fueren imputables a título de dolo o culpa grave.

    (c) Pedido de informe y derecho de defensa

Ante una denuncia o presunta inobservancia que pudiere  llegar a justificar el inicio de un proceso disciplinario contra el Juez, la Suprema Corte de Justicia podrá requerir de este la elaboración de un informe, con un plazo no menor a tres días, siempre que no configure la afectación de la independencia jurisdiccional. Para hacer uso del Derecho a Defensa, el juez podrá evacuar el informe con asistencia letrada.

Asimismo, ante un proceso disciplinario (o investigación sumario) un magistrado, tiene derecho a: (i) defensa técnica, (ii) a que se presuma su inocencia, (iii) a controlar toda actividad instructoria y (iv) a la reserva de sus actuaciones hasta que culmine el procedimiento. Sólo se cesará de sus actuaciones a los Jueces si se finaliza en una sanción. 

Quedamos a disposición por cualquier aclaración y/o ampliación que sea necesaria. 

Fernández Secco & Asociados.