FS AGOSTO CANABIS WEB

Informe Decretos Nro. 214/020 y 215/020

El pasado 11 de agosto de 2020 se publicaron en el Diario Oficial los Decretos Nro. 214/020 y 215/020 (en adelante, los “Decretos”). A través de los mismos, se autoriza la exportación de cannabis psicoactivo de uso medicinal; y la comercialización dentro del territorio nacional y la exportación de cannabis no psicoactivo (cáñamo), cosechados en las zafras de los años 2018, 2019 y 2020 por las personas físicas o jurídicas (en adelante, los “productores”) autorizadas para ello por el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (en adelante, el “MGAP”).

Teniendo en consideración la situación de aquellos productores de cannabis psicoactivo y no psicoactivo que no han podido exportar la totalidad de volúmenes de producción cosechados en las zafras de los años antes mencionados, así como la naturaleza perecedera de estos bienes – que tienen especiales características y propiedades químicas –, el Poder Ejecutivo resolvió:

  • Autorizar la exportación de cannabis psicoactivo de uso medicinal.
  • Autorizar la comercialización dentro del territorio nacional y la exportación de cannabis no psicoactivo.

Las personas físicas y jurídicas autorizadas para realizar estos actos comerciales, deberán asimismo obtener una autorización de la autoridad correspondiente, a saber:

  • Cannabis psicoactivo de uso medicinal.

Los productores de cannabis psicoactivo con autorización para hacerlo emitida por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (en adelante, el “IRCCA”), deberán gestionar la autorización para exportar ante el Ministerio de Salud Pública (en adelante, el “MSP”), presentando la siguiente documentación:

  • Licencia de producción y comercialización vigente emitida por el IRCCA.
  • Certificado de autorización de importación emitido por la autoridad sanitaria del país importador, donde se debe establecer el destino del producto a importar y los requisitos de calidad e inocuidad para su ingreso.
  • Nombre de la variedad de cannabis psicoactivo de cada lote.
  • Factura proforma emitida por el interesado.
  • Descripción de la parte de la planta a comercializar, características, estado y porcentaje de humedad.
  • Análisis microbiológico realizado por un laboratorio indicando el contenido de hongos y levaduras de cada lote, medido en unidades formadoras de colonias (UFC) y la presencia o ausencia de Escherichia Coli y Salmonella.
  • Análisis realizado por un laboratorio del porcentaje de tetrahidrocanabinol (THC) y canabidiol (CBD) de cada lote.
  • Constancia de habilitación de la planta y del depósito vigente, emitida por el Departamento de Medicamentos del MSP.
  • Cannabis no psicoactivo.

Los productores de cannabis no psicoactivo con autorización a estos efectos emitida por el MGAP, deberán gestionar la autorización para comercializar dentro del territorio nacional ante la Dirección General de Servicios Agrícolas dependiente del MGAP, presentando la siguiente documentación:

  • Licencia de industrialización vigente emitida por el IRCCA, autorizando a la persona física o jurídica destinataria del producido, que realizará la extracción.
  • Factura comercial emitida por el productor o por la empresa que brinde el servicio de industrialización en caso de que la extracción sea realizada por un tercero.
  • Nombre de la variedad de cannabis no psicoactivo de cada lote.
  • Descripción de la parte de la planta a comercializar, características, estado y porcentaje de humedad.
  • Análisis realizado por un laboratorio del porcentaje de tetrahidrocanabinol (THC) y canabidiol (CBD) de cada lote.
  • Análisis microbiológico realizado por un laboratorio indicando el contenido de hongos y levaduras de cada lote, medido en unidades formadoras de colonias (UFC) y la presencia o ausencia de Escherichia Coli y Salmonella.
  • Declaración del Director Técnico de la empresa respecto del cumplimiento de las buenas prácticas agrícolas relacionadas al cultivo, cosecha, acondicionamiento, almacenamiento, distribución y transporte del cáñamo, si corresponde.

En cambio, para la exportación de cáñamo y sus partes con destino medicinal, deben gestionar la autorización ante el MSP, presentando la siguiente documentación:

  • Certificado de autorización o de no objeción emitido por la autoridad sanitaria del país importador, donde se establezca el destino del producto a importar y los requisitos de calidad e inocuidad para su ingreso.
  • Nombre de la variedad de cannabis no psicoactivo de cada lote.
  • Factura proforma emitida por el interesado.
  • Descripción de la parte de la planta a comercializar, con sus características, estado y porcentaje de humedad.
  • Análisis microbiológico realizado por un laboratorio indicando el contenido de hongos y levaduras de cada lote, medido en unidades formadoras de colonias (UFC) y la presencia o ausencia de Escherichia Coli y Salmonella.
  • Análisis realizado por un laboratorio del porcentaje de tetrahidrocanabinol (THC) y canabidiol (CBD) de cada lote.
  • Declaración del Director Técnico de la empresa respecto del cumplimiento de las buenas prácticas agrícolas relacionadas al cultivo, cosecha, acondicionamiento, almacenamiento, distribución y transporte del cannabis no psicoactivo, si corresponde. Esta declaración tendrá carácter de declaración jurada, y los responsables serán los Directores Técnicos.

El Decreto establece claramente además el destino que deberán tener los productos, siendo, dentro del territorio nacional, para la extracción de sustancias para la elaboración de diferentes productos como: cosméticos, aceites, suplementos alimenticios a base de cáñamo, alimentos, bebidas, cosméticos, productos de higiene, especialidades farmacéuticas, especialidades vegetales o materias primas vegetales con actividad farmacológica para la fabricación de medicamentos fitoterápicos. Está prohibida la comercialización del mismo para consumo directo.

Asimismo, se prevé que el incumplimiento a cualquiera de estas disposiciones, dará lugar a la aplicación de sanciones, previstas en el artículo 285 de la Ley Nro. 16.736.

Quedamos a disposición para cualquier aclaración o ampliación que sea necesaria.

Fernández Secco & Asociados