FS 40 Todo 01

Entrevista a nuestro Socio Fundador, Gonzalo Fernández Secco.

¿Cómo fueron los inicios del Estudio Fernández Secco & Asociados?

Nació porque era un profesional recién recibido y debía poner en práctica los conocimientos que había adquirido en el mundo académico. Los inicios fueron años muy desafiantes, sobre todo porque eran momentos muy difíciles económicamente hablando. Cuando la economía no está bien los profesionales somos los últimos en cobrar en la cadena de pagos, pues el cliente siempre tiene otras prioridades que atender y además da por hecho que el profesional no va a dejar de brindarle el servicio.

¿Cuáles fueron los momentos más desafiantes?

Siempre hay nuevos desafíos y siempre son diferentes. Pero creo que una de las cosas que nos ha ayudado a mantenernos en el tiempo es que permanentemente buscamos nuevas oportunidades. El crecimiento del Estudio se fue dando con la incorporación de nuevos clientes que llegaron recomendados por otros clientes, lo que nos dio la pauta clara de que lo que estábamos haciendo, lo estábamos haciendo bien.

¿Cuáles son sus mejores recuerdos?

Los mejores recuerdos se generan en las primeras décadas y en la actualidad con mis hijos encaminados, contentos y compenetrados en lo que hacen en las diferentes áreas.

¿Cómo se logra mantener una visión durante 40 años?

Con el convencimiento de que nada se logra sin un equipo compenetrado e interesando en lo que hace. No hay un buen producto o un buen servicio sin un buen equipo atrás. Siempre pensé que al cliente había que darle un respuesta rápida y eficaz que lograra el objetivo que estaba buscando.  Se logra mantener la visión con un equipo bien preparado, interconectado y que se mantenga incentivado con nuevos desafíos.

¿Cuáles fueron sus principales motivaciones? ¿Cómo fue creciendo el Estudio? ¿Qué momentos considera que fueron claves en la historia del mismo?

Me motivaba no depender de otros y poder crear algo por mí mismo y poder ponerme en perspectiva y ver cómo un proyecto original se transformaba en una realidad. Capaz que hubiese sido más fácil trabajar como profesional dependiente en una firma de plaza o multinacional, pero tenía que crear algo propio, aunque me llevara más tiempo y esfuerzo, y tuviera que asumir mucho más riesgos. Todos los momentos han sido muy importantes pues el mundo es muy cambiante y nos tenemos que adecuar siempre a la nueva realidad. Así lo hicimos y así fuimos creciendo.

¿Cuál es su visión para los próximos años de Fernández Secco?

Van a ser años desafiantes pues los cambios no se desarrollan lentamente, se precipitan, pero estamos acostumbrados a lidiar con las nuevas dificultades y a tutearnos con ellas.

¿Cuáles son los principales aprendizajes?

El proceso de aprendizaje nunca termina, pues en nuestra profesión todo es cambiante y movido por la casuística. Hay que aprender a aceptar que trabajamos con seres humanos totalmente diferentes y debemos permanentemente intentar conocerlos para que ese equipo funcione y pueda cumplir con las metas satisfaciendo las necesidades de cada cliente.

¿Qué considera que haga único a Fernández Secco & Asociados?

En nuestra profesión, la ética es fundamental pues está a prueba en todo momento. La cultivamos y nos manejamos siempre con ella. Son los propios clientes los que nos dicen que somos únicos en la entrega de nuestros trabajos y lo dicen sin que nosotros le preguntemos. Eso nos llena de satisfacción y todos los días vienen recomendaciones de otros clientes siendo una señal clara que lo seguimos haciendo bien.

¡Gracias por estos 40 años juntos!