FS JUNIO RESIDENCIA WEB

Flexibilizaciones en materia de Residencia Fiscal en Uruguay – Decreto 163/020

Flexibilizaciones en materia de Residencia Fiscal

Decreto 163/020

Con fecha 12 de junio de 2020 el Presidente de la República ha firmado el Decreto 163/020 donde se flexibilizan las condiciones para obtener la residencia fiscal uruguaya. Dicha modificación se realiza bajo los lineamientos de promoción de inversiones impulsado por el Poder Ejecutivo. En este sentido, el objetivo planteado por la nueva reglamentación es que puedan instalarse en el País todos aquellos extranjeros que deseen elegir nuestro territorio como destino de sus proyectos personales y económicos.

En este contexto, previo a la firma del Decreto, para obtener la residencia fiscal en Uruguay era necesario cumplir al menos una de las siguientes condiciones:

  • Permanecer al menos 183 días en territorio uruguayo pudiéndose computar salidas esporádicas que no superen los 30 días.
  • Radicar en territorio nacional el núcleo principal o base de sus actividades. Se entenderá por tal generar rentas en Uruguay de mayor volumen que en cualquier otro país. No se computarán para ello las rentas exclusivamente puras de capital.
  • Poseer los intereses económicos y/o vitales en nuestro país. En este sentido, la legislación presume, salvo prueba en contrario, que dicha condición se da cuando residen habitualmente en nuestro país el cónyuge y los hijos menores a cargo.

Respecto al aspecto económico, se consideró que salvo que el contribuyente acredite su residencia fiscal en otro país, tendrá sus intereses económicos en Uruguay cuando posea:

  • Bienes inmuebles por un valor superior a 15.000.000 de UI (Aprox. USD 1.619.445)
  • Participación directa o indirecta en una empresa, por un valor superior a 45.000.000 de UI (Aprox. USD 4.858.334) y que comprenda actividades o proyectos que hayan sido declarados de interés nacional.

Actualmente, con las modificaciones instauradas por el nuevo decreto, se agregan dos hipótesis adicionales a los intereses económicos:

  • Bienes inmuebles por un valor superior a 3.500.000 de UI (Aprox. USD 377.870) siempre que se realice a partir del 1º de julio de 2020 y se registre una presencia física efectiva en territorio uruguayo durante el año civil de, al menos, 60 días.
  • Participación directa o indirecta en una empresa, por un valor superior a 15.000.000 de UI (Aprox. USD 1.619.445), siempre que se realice a partir del 1º de julio de 2020 y generen, al menos, 15 nuevos puestos de trabajo en relación de dependencia, a tiempo completo, durante el año civil.

Por otra parte, es importante destacar que al obtener la renta fiscal uruguaya la legislación ya preveía la exoneración de Impuesto a la Renta a los rendimientos mobiliarios generadas en el exterior por el año en que se obtuvo la residencia y los 5 años siguientes.

 

En conclusión, la nueva reglamentación otorgó dos nuevas causales para poseer los intereses económicos en nuestro país, pasando a ser cuatro. En este sentido, se agrega la tenencia de inmuebles por un monto menor pero con una presencia efectiva en el país de 60 días y la tenencia de inversiones en empresas por un monto menor al anteriormente exigido pero bajo la condición de crear 15 nuevos puestos de trabajo.

 

Por asistencia en la obtención de la residencia fiscal en Uruguay no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo de profesionales.