Team Portada Poco Mas Grande

Empaquetado genérico: El Presidente de Uruguay y Oncólogo, Tabaré Vázquez, anuncia nuevas medidas para combatir el tabaquismo.

Durante el primer mandato de Tabaré Vázquez como presidente (2005-2009), se implementó en Uruguay una clara política de legislación anti-tabaco. Las medidas incluyeron grandes aumentos en los impuestos, la prohibición de utilizar una marca en más de un producto (por ejemplo: Marlboro Rojo, Dorado y Azul), el uso de la marca en otros productos (por ejemplo: encendedores, camisetas), toda clase de publicidad, prohibición de exhibición del producto en puntos de venta, así como la implementación de grandes advertencias sanitarias obligatorias ocupando el 80% de la misma.

En respuesta a la campaña anti-tabaco, Philip Morris presentó una demanda contra el gobierno uruguayo ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), en virtud del tratado bilateral de inversiones entre Uruguay y Suiza, que aún está en curso.

A pesar de ello, Tabaré, ahora electo por segunda vez, parece decidido a seguir su campaña contra el tabaco.

Ayer, durante el Seminario de «10 años sin humo de tabaco en Uruguay» Vázquez informó su decisión de implementar el empaquetado genérico: «Vamos a implementar, señor ministro (de Salud Pública, Jorge Basso), la cajilla plana. No hay ninguna posibilidad en el futuro, una vez que esté en proceso esta medida, que tenga la cajilla de tabaco ningún tipo de publicidad, salvo la que muestra los daños que produce el consumo” dijo el Presidente de Uruguay.

Como médico, Vázquez confunde los conceptos de publicidad con el mero uso de una marca. Pese a ello, la declaración muestra claramente su determinación de aplicar el empaquetado genérico en nuestro país.

Teniendo en cuenta que el partido político al que pertenece el mandatario cuenta con mayoría en ambas cámaras del Parlamento uruguayo, parece que la idea Vázquez rápidamente se convertirá en ley.

La pregunta sigue siendo si el empaquetado genérico tiene efectos reales sobre el consumo de tabaco, y si éste puede posteriormente ser impuesto a otras industrias, tales como la de las bebidas alcohólicas, ciertos tipos de alimentos, o entretenimiento.