FS FeedSet L07

¿Cuáles son las principales cuestiones que debe considerar una persona jurídica extranjera para instalar una sucursal en Uruguay?

Es exigible por la normativa Uruguaya y a nivel de políticas de estado, el cumplimiento de formalidades antes de hacer negocios en nuestro país.

A nivel del estado se requiere un compromiso claro que vele por normativas de apertura hacia la inversión extranjera, brindando estabilidad y seguridad para que pueda concretarse.

Mucho se ha discutido sobre la flexibilización para fomentar el comercio internacional, dado que no solo es necesario que la sociedad posea personería jurídica en Uruguay, si no que una vez instalada pueda manejarse libremente en su actividad.

Así lo constata la intención de los legisladores puesta en Ley de Sociedades Comerciales N°16.060 (en adelante “LSC”),  como fuente para captar capitales e inversiones al país.

Fundamento Jurídico

Conforme a lo dispuesto por Arts. 192 y siguientes de la “LSC” las sociedades constituidas en el extranjero se rigen en cuanto a su existencia, capacidad, funcionamiento y disolución por la ley del lugar de su constitución, o sea por la ley extranjera, siempre que no sean contrarias al orden público internacional de nuestro país.

Estas sociedades se clasifican por la operatoria que desarrollen en nuestro país, distinguiéndose: I. Las que realizan actos aislados y pueden comparecer en juicio y
II.   Las que realizan en Uruguay una actividad que implique el desarrollo de su objeto mediante el establecimiento de sucursales o cualquier otro tipo de representación permanente.

Hay silencio respecto a la sociedad que realiza actos habitualmente pero sin establecer sucursal.

Reconocimiento en Uruguay

De acuerdo al artículo 193 de la “LSC” las sociedades constituidas en el extranjero si se propusieran el ejercicio de los actos comprendidos en el objeto social, mediante el establecimiento de sucursales, deberán cumplir los siguientes requisitos:

  1. Inscribirse en el Registro Público de Comercio: supone la Inscripción de la Sociedad Matriz en Registro Nacional de Comercio (en adelante “RNC”).

El Escribano deberá presentar diversos documentos: 1.Estatutos de la sociedad matriz debidamente inscriptos en su lugar de origen o en su defecto si el país no tiene Registro de contratos sociales, una constancia de que se ha constituido de acuerdo a las leyes del país, (donde surja la posibilidad de instalar sucursales) y 2.Resolución de la Asamblea o del Directorio de instalar la sucursal en el país.

Dado que es documentación proveniente del extranjero y para adquirir validez en nuestro país, previamente a enviar los originales por el interesado, se deberá legalizarse y/o apostillarse según corresponda, adicionalmente realizar traducción oficial de los documentos si no están redactados en idioma español, estos trámites insumen tiempo que deberán ser contemplados por el cliente.

  1. Efectuar las publicaciones que la ley exija para las sociedades constituidas en el país según el tipo: Se exige la publicación en Diario Oficial y otro Diario según el tipo social de la matriz.

Estos mismos requisitos deben cumplirse cada vez que se modifique el contrato social.

¿Se puede instalar una sucursal en el país de una sociedad constituida en el extranjero cuyos estatutos no incluyen expresamente esa posibilidad?

Si, si de la documentación presentada surge expresamente el contralor notarial de que en los estatutos respectivos no existe prohibición expresa para establecer sucursales fuera del país de su constitución, y que tampoco está prohibido por la ley del mismo.

Inscripción en la Administracion Tributaria.

La sucursal extranjera debe inscribirse en la Dirección General Impositiva y el Banco de Previsión Social en Uruguay.

La inscripción se realiza de forma presencial y  hasta el inicio de actividades, por lo que la inscripción tardía genera multas pecuniarias.

Se deberá proporcionar la Resolución de la Sociedad de establecerse en el país, la que deberá cumplir con los requisitos de legalización y/o apostillada y traducción según corresponda y en caso de que la sucursal extranjera sea administrada o representada por una persona jurídica uruguaya se adiciona: Acta designado las personas físicas a través de las que actuara en Uruguay (Art 82 “LSC”)

Los habilitados en dicha Acta serán quienes firmen los Formularios para la inscripción. Adicionalmente el escribano presentara un certificado notarial controlando la personería jurídica.

Culminado el trámite se obtiene el número de Identificación Fiscal en Uruguay (RUT) y se procede a la presentación del Formulario B (Ley 19.484) al Banco Central del Uruguay.

Comunicación al Banco Central del Uruguay

A los efectos del cumplimiento de la Ley 19.484 (Artículos 24 y 25), las sucursales situadas en el país de entidades financieras no residentes, están obligadas a  identificar a sus titulares de participaciones patrimoniales y beneficiarios finales, conservando la documentación que lo acredite fehacientemente, para remitirla al Registro del Banco Central del Uruguay.

Dicha obligación que se hace exigible a partir del 30 de Junio de 2018.

Las entidades deben informar al Registro del BCU los beneficiarios finales, indicando los porcentajes de participación: los que cumplen las condiciones del 15%, los que no las cumplen y los que desconoce, así como de quienes ejercen su control final, si correspondiere.

El plazo para la presentación del Formulario B será de 90 días hábiles desde su verificación en caso de que los titulares de las participaciones o títulos nominativos sean no residentes o 45 días hábiles si son residentes.

El no cumplimiento de la obligación genera multas de importante cuantía.

El Formulario B es firmado por el representante legal (estatutario) o voluntario (apoderado) frente al Escribano que certificara la firma. Si la firma se realiza en el exterior, se deben cumplir las formalidades de certificación notarial, legalización y/o apostilla y traducción oficial según corresponda, por lo que el interesado debe tener presente la demora de dichos tramites.

Rubrica de Libros

Se realiza la rúbrica de los libros societarios ante el Registro Nacional de Comercio.
Se requiere la presentación de un certificado contable y/o notarial relacionando la vigencia y representación de la sociedad, acreditando que la sucursal no tiene libros, la inscripción definitiva de la sucursal y comunicación BCU de la ley 19.484 relacionada anteriormente.

¿Cuál es la demora en la culminación de inscripción de sucursal de empresa extranjera?

Es de al menos 4 meses. Los tiempos podrán acrecentarse si la documentación proveniente del exterior requiere traducción oficial o intervención de un idóneo.

Modificación de la Inscripción Original.

Eventualmente a la instalación de la sucursal de empresa extranjera en Uruguay, existe la posibilidad que el cliente decida realizar una modificación del contrato social, los más habituales son el cambio de administrador, representante o de socios.

Esto implica una modificación de la inscripción original, en consecuencia, se deben cumplir con igual formalidades que para el reconocimiento de la sucursal.

Asimismo, corresponderá la modificación ante la Administracion Tributaria y la Comunicación de la Ley 19.484 en caso de realizarse modificaciones respecto a sus beneficiarios finales, porcentajes de participación o capital.

Se debe tener presente el plazo para el cumplimiento de la presentación del Formulario B al Banco Central del Uruguay (90 días hábiles desde su verificación en caso de que los titulares de las participaciones o títulos nominativos sean no residentes o 45 días hábiles si son residentes). El no cumplimiento de la obligación genera multas.

Esc. María Agustina Lafarge