Copia De Copia De The Idea Is Not To Live Forever, But To Create Something That Will. (1)

Acuerdo de Coproducción Cinematográfica Uruguay – Comunidad Francesa de Bélgica Ley Nro. 19.760

Ponemos en su conocimiento que el pasado 08 julio de 2019 se publicó en el Diario Oficial la Ley Nro. 19.760 promulgada por el Poder Ejecutivo con fecha 21 de junio de 2019 (en adelante, la “Ley), mediante la cual se aprueba el Acuerdo de Coproducción Cinematográfica y sus cinco Anexos (en adelante, el “Acuerdo”), por medio del cual se precisan los requisitos para la coproducción cinematográfica entre la
Comunidad Francesa de Bélgica y la República Oriental del Uruguay (en adelante, las “Partes”).

La finalidad del Acuerdo es lograr la mutua colaboración (en particular, a partir del otorgamiento de subsidios y financiaciones) de los países, con el fin de fomentar la producción cinematográfica.

El artículo 15 del Acuerdo establece que el mismo tendrá una vigencia de dos años, renovándose tácita e indefinidamente por períodos consecutivos de dos años.

A continuación, detallamos algunos comentarios de las nuevas disposiciones.

(a) Acuerdo.

El Acuerdo define al término “película” como “[…] obras cinematográficas o audiovisuales de cualquier duración y sobre cualquier soporte, cualquiera sea su género (ficción, animación, documentales), conforme a las disposiciones legales y reglamentarias de cada una de las dos Partes y cuya primera difusión tenga lugar en salas de cine, luego por televisión, videocasetes, videodiscos, CD-ROM, DVD, Blue Ray, VOD o por cualquier otro modo de distribución o soporte […]”.

En su artículo 2, se designa a la Dirección del Cine y Audiovisual Nacional como autoridad competente en la materia para Uruguay, y al Centro del Cine y Audiovisual, para Bélgica (en adelante, las “Autoridades”).

El Acuerdo dispone que las películas realizadas en coproducción se considerarán nacionales, y gozarán del derecho a las ventajas (exoneraciones tributarias, por ejemplo) que resulten de las disposiciones relativas a la industria cinematográfica.

Para gozar de los beneficios del Acuerdo, se deberán tener en cuenta los siguientes requisitos (enumerados en su artículo 4):

(i) La película debe ser realizada por empresas productoras que dispongan de una buena organización técnica y financiera, y una experiencia profesional reconocida por la autoridad competente de la parte que realice la película.

(ii) Los principales colaboradores técnicos y artísticos deben ser nacionales de las Partes, pudiendo participar extranjeros siempre y cuando las autoridades competentes lo autoricen.

(iii) Los rodajes deben realizarse en estudios situados en el territorio de las Partes preferentemente; los rodajes en decorados naturales podrán realizarse en el extranjero (con previa autorización).

Respecto a la producción de la película y la proporción de los aportes de cada una de las Partes, establece el Acuerdo que el mismo podrá variar del veinte al ochenta por ciento del costo convenido. La parte minoritaria tendrá derecho a contar en la película con al menos un autor o responsable técnico, y/o un intérprete en un rol importante o dos en papeles secundarios.

Por su parte, se crea una Comisión Mixta, a la que compete examinar las condiciones de aplicación del Acuerdo, resolver dificultades eventuales y estudiar modificaciones convenientes. Esta Comisión evaluará el equilibrio general que debe establecerse entre las Partes, en cuanto a las contribuciones artísticas, técnicas, y en materia financiera.

(b) Procedimiento de Aplicación.

El Anexo I del Acuerdo establece el denominado “Procedimiento de Aplicación” el cual deberán cumplir ambas Partes para poder hacer uso de los beneficios del Acuerdo.

Respecto a la aprobación provisoria, los productores deben presentar a las Autoridades, a más tardar treinta días antes del comienzo del rodaje, junto con su solicitud de admisión, un dossier que incluya: (i) un documento relativo a la adquisición de los derechos de autor para la explotación de la película; (ii) una sinopsis con información precisa sobre el tema de la obra cinematográfica; (iii) una lista estimativa del personal técnico y actores; (iv) un plan de trabajo provisorio; (v) una estimación con presupuesto detallado y plan de financiación; (vi) el/los contrato/s de coproducción; y (vii) cualquier otro documento solicitado por las autoridades.

En cuanto a la aprobación final, los productores deben presentar a las Autoridades, dentro de los cuatro meses posteriores a la exhibición en salas de cine de la película (en cualquiera de los dos países partes), un dossier que comprenda: (i) la actualización del archivo provisorio; (ii) los contratos o confirmaciones de compromiso para el director y personal; (iii) los planes de promoción y difusión; y (iv) los créditos para el inicio y el final de la película.

Quedamos a su disposición por cualquier consulta o ampliación que consideren necesaria.

Fernández Secco & Asociados